¿Es adecuado un préstamo participativo para financiar mi inversión en Asia?

Supongamos que somos una empresa española en crecimiento, tanto a nivel nacional como internacional. Supongamos también que hace tiempo que trabajamos, por ejemplo, en el mercado chino. Y sí, hemos realizado un estudio exhaustivo a todos los niveles y vamos a montar una fábrica en China.

Una vez decido qué, dónde (ciudad), con quién (solos o con partner local), etc. etc. etc., viene la pregunta del millón de dólares: ¿cómo lo financiamos? He aquí la gran pregunta.

La sociedad en China, así de entrada, va a ser una new co en el país de destino. Por tanto, sin histórico, ni avales, ni nada de nada que demuestre que somos solventes. Esto, y el tipo de sistema bancario en China, nos van a dificultar mucho la obtención de financiación en destino.

¿Opciones?. Habitualmente hay un porcentaje de la inversión que se deberá pagar con fondos de la matriz española. ¿El resto?. Una parte, y siempre en función de la capacidad de endeudamiento de la matriz, se podrá financiar con financiación mediante deuda/préstamo en origen. Esta deuda puede ser tanto bancario como alternativa (como el crowdlending, por ejemplo (ver post anterior). ¿Y la otra?.

Afortunadamente, y des de hace más de 25 años, COFIDES (la Compañía española de Financiación del DESarrollo) ofrece financiación en destino, es decir, en la filial en el exterior, a través de préstamos participativos no convertibles o también capital riesgo. En el caso de préstamos, y a grandes rasgos, la empresa matriz debe ser solvente, el proyecto viable y la filial en el exterior debe pertenecer en su mayoría a la matriz española (es decir, debe ostentar como mínimo el 51% de las filiales).

¿Qué ventajas tiene este tipo de financiación en comparación con otras en origen?. Pues la primera, obviamente, que se otorga a la filial. Otra ventaja es que fortalece el balance de la filial recién creada pues computa como fondos propios al ser préstamo participativo. Además, siempre es a largo plazo, con carencias también largas, lo que permite amortizar la inversión con más tranquilidad. El precio es de mercado pero competitivo y en general no precisa de aval. ¿Más?. Si no se consolidan balances, no aparece en la CIRBE.

Esta financiación de COFIDES es aplicable tanto a filiales productivas como comerciales o de servicios, En el segundo caso, eso sí, el importe del préstamo es inferior y el plazo de amortización más corto pues tanto la inversión como el retorno acostumbran a ser más cortos. Y por supuesto, es válido para cualquier país de Asia y del mundo. En resumen, un gran instrumento, ¡sin duda!.